El ministro obispo

ministroobispo

Fernández Díaz llega al Congreso. Baja de su coche oficial y se dirige hacia el interior del hemiciclo. Bajo su brazo, una carpeta con papeles que leerá ante la comisión. Podría vestir perfectamente sotana y alzacuellos (no olvidemos que Fernández Díaz es un obispo del siglo XVII reencarnado en ministro de Interior 400 años más tarde), pero viste chaqueta y corbata. Chaqueta azul marino y corbata verde Guardia Civil. La elección de los colores no puede ser casual, porque de eso precisamente viene a hablar: del mar y de la Guardia Civil.

Hoy no toca explicar cómo Santa Teresa de Jesús ayuda a nuestra patria en tiempos recios. Hoy no toca comparar el aborto con el terrorismo. Hoy toca subrayar el carácter benemérito que en la historia de España siempre ha tenido la Guardia Civil. Fernández Díaz se sienta y comienza a ofrecer datos de lo ocurrido. La Guardia Civil actuó de manera impecable. Los disparos contra quienes estaban en el agua fueron beneméritos. Los inmigrantes eran ilegales y violentos. ¿Los muertos? Una pena, pero se hizo lo que había que hacer. Además, murieron en aguas marroquís, no españolas. Frialdad absoluta en sus palabras. Está claro que habla el Fernández Díaz ministro de Interior.

Hecho el relato técnico, Fernández Díaz se coloca la sotana y el alzacuellos y la frialdad del ministro deja paso a la piedad cristiana. Comienza a hablar de ese drama que generan las mafias que trafican con personas. Los que hace un minuto eran ilegales a los que se les disparó de forma legal, por obra del Espíritu Santo se acaban de convertir en personas. Personas traficadas. El ahora Obispo Fernández Díaz explica, con sentimentalidad, cómo estas personas pagan grandes cantidades de dinero a sus traficantes para que las trafiquen. Un lío difícil de entender, pero de la homilía se desprende que el drama está en los precios, que están por las nubes. Según el Obispo Fernández, estas personas pagan mucho dinero, y todo para nada, porque luego, al llegar a las costas españolas, la Guardia Civil del Ministro Fernández les dispara como ilegales, cuando pagaron billete de persona. Un follón.

Y en esa delgada línea vive el ministro obispo. Una delgada línea de color gris. Gris de otra época. Gris rancio. Si el gris tuviera un olor, olería a Fernández Díaz. Sería una mezcla entre aroma a despacho de alto cargo e iglesia cerrada.

Anuncios

6 pensamientos en “El ministro obispo

  1. Lo que a mi me indigna es que estos del opus van a misa todos los días, entonan el mea culpa todos los dias comulgan todos los días . Y tratan a las personas como si fueramos cucarachas. Vaya elenco de ministros que ha elegido Rajoy. Son lo peor.

  2. Aunque el post no tenga nada que ver con lo que te voy a decir, lo hago aquí porque he leído tus tuits con respecto a Venezuela. No te diré si lo que dices es cierto o no. Sólo te dejaré un enlace a un vídeo y, si lo ves, tú mismo podrás hacerte una idea de la situación.

    Que el PP esté en contra del chavismo no significa que el chavismo sea de izquierdas. El totalitarismo siempre es lo mismo, da igual como decidan autodenominarse.

    Presidente de la República diciendo que el Presidente de la Asamblea Nacional (Congreso de los Diputados) conduce SU coche en el que va a llevar a la cárcel a Leopoldo López.

    Es decir, el presidente del Poder Legislativo lleva en SU coche al Poder Judicial (no era la cárcel, en ese momento, sino la Fiscalía) por orden del Poder Ejecutivo.

    Podría ponerte muchísimos otros enlaces en los que ministros, gobernadores, alcaldes… insultan y amenazan continuamente a quien no es de su cuerda.

    Las fotos que circulan por Twitter que son falsas se utilizan por doctores en Ciencia Política como el ínclito Errejón para “acreditar” el golpismo financiado por EE UU. Ni una sola prueba, sólo fotos de manifestantes o capturas de pantalla de gente (de ambos bandos) que inserta fotos sin contrastar su veracidad.

    Ni un detenido por las muertes de estos días.

    Me divierten mucho tus tuits; tu inteligente ingenio me encanta.

    Saludos,

    • Hola, Violeta. Muchas gracias por el comentario y el vídeo. A mí no me gustan para nada las formas de los que mandan allí, pero creo que el fondo es muy complicado y aquí, que no estamos para dar lecciones nos lo venden como les da la gana. Es complicado. Un saludo! Y gracias otra vez!

      • Gracias a ti por dejar mis palabras en un post que no tocaba. Cuando lo escribí no había visto que en el blog está tu direccón de correo.
        Saludos,

  3. Pinochet era de comunión diaria, según he leído por ahí.

    Cuando yo sea Rey del Universo prohibiré las religiones. O, al menos, no subvencionaré ni una. Que vendrá a ser lo mismo. Ya lo verán.

    Manada de cavernícolas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s